Our Archive

Welcome to your Archive. This is your all post. Edit or delete them, then start writing!

eGEO > Blog > 2019 > March

lab test eGEO ONE

Medidor inteligente es clave para sistemas fotovoltaicos e inyección a la red

Ph: Revista Energía

La Asociación Chilena de Energía Solar AG. ACESOL comunica su opinión en relación a la nueva Ley de Medidores Inteligentes:

1. ACESOL reconoce y apoya los amplios beneficios de los medidores inteligentes, como el ser bidireccionales, que los habilita para sistema solares fotovoltaicos y la medición de inyección a la red de esta energía; entre otros beneficios para cliente final, y confirma su aporte para un mejor funcionamiento y modernización del sistema de distribución.

2. Sin embargo, considera que la ley debió ser más discutida antes de su aprobación, debido a sus importantes alcances, con diferentes actores del sector eléctrico público, académico y privado.

3. Es fundamental que la compra de los medidores sea a través de una licitación pública internacional, de tal forma que se pueda dar mayor trasparencia a los usuarios y garantizar que se implementará a costo óptimo.

4. ACESOL considera que el tema más relevante del caso, se refiere al uso y propiedad de la información del medidor. Esta no puede ser utilizada sin permiso expreso del cliente, quien debe ser propietario exclusivo de ella. Además, el cliente debe tener acceso a toda su información en forma expedita y sencilla. La distribuidora debe tener acceso a información sólo para los fines de la NTCSSD y para calcular los cobros y pagos de electricidad. Creemos firmemente que debe ser un tercero, un administrador de información de medidores, quien maneje la información. Esperamos que en Nueva Ley de Distribución se cree un organismo con estas facultades y características para mayor trasparencia del mercado.

5. Por último esperamos que el tiempo de implementación de los medidores se acote a 4 años al menos en zonas urbanas del país.

 

Fuente: Revista Energía

Read More

Esta empresa resultó avalada por 20 años en la subasta del cargo por confiabilidad para garantizar la seguridad de la oferta energética del país.

Parques de Edpr de generación eólica en La Guajira

Ph: Edpr

Con sede principal en España, la portuguesa Edp Renováveis arriba a Colombia tras ganarse dos contratos de 20 años en la subasta que organizó el Gobierno para la construcción de parques eólicos.

Los acuerdos hacen referencia a los proyectos de energía eólica terrestre Alpha (212 MW) y Beta (280 MW) que la empresa está desarrollando, de los cuales espera iniciar su explotación comercial en 2022.

Esta empresa resultó avalada en la subasta del cargo por confiabilidad para garantizar la seguridad de la oferta energética del país.

Los proyectos perciben una remuneración por su aportación a la estabilidad del sistema eléctrico, además de por la electricidad que generan.

Edpr informó que buscará ahora garantizar contratos de compraventa de electricidad a largo plazo con terceros (los denominados PPA) para vender la electricidad producida por ambos parques.

De acuerdo con la compañía, con estos proyectos, que la atraen a Colombia, incrementa su presencia internacional al entrar en un nuevo país caracterizado por “una creciente demanda energética, unos sólidos recursos eólicos y un desarrollo sostenible de sus fuentes de energía renovable”.

Colombia es el décimo cuarto mercado en el que entra a operar y el tercero en Latinoamérica, tras Brasil y México. En todo el continente americano (incluyendo las operaciones en Canadá y Estados Unidos) Edpr contaba a corte del 31 de diciembre del año pasado, con una capacidad instalada de 5.729 MW.

Edpr dio a conocer además, que como parte de su estrategia de crecimiento, sigue estudiando oportunidades en todo el mundo y desarrollando proyectos rentables centrados en países con perfiles de riesgo reducido y estabilidad normativa.

Entre enero y diciembre de 2018, año en el que facturó a nivel global 1.697 millones de euros, esta compañía dice haber suministrado 28,4 TWh de electricidad limpia (aumento interanual del 3%), evitando así la emisión de 19,8 millones de toneladas de CO2 en el mundo.

“Los resultados que hemos presentado incluyen un crecimiento del beneficio neto del 14%, reflejan la sólida gestión financiera de la firma, que se ha beneficiado de una evolución interanual estable de los costes netos por intereses, unos menores costes por asociaciones institucionales y los beneficios de la venta de participaciones en proyectos marinos”, señaló João Manso Neto, consejero delegado de Edpr.

Fuente: Dinero

Read More

El proyecto se ejecutará a las afueras de Valledupar y tendrá una capacidad instalada de 100 Mw, lo que significa abastecerá a más de 105.000 hogares.

Granja solar

La granja tendrá cerca de 367.500 paneles fotovoltaicos y entregará energía al Sistema Interconectado Nacional.

CELSIA

Los proyectos para la generación de energía eléctrica con fuentes renovables siguen ganando terreno a pasos agigantados en el territorio nacional.

En esta ocasión, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) aprobó su primera licencia ambiental para la generación de energía fotovoltaica en una granja solar, proyecto que será desarrollado por Celsia y estará ubicado en el corregimiento Azúcar Buena-La Mesa, de Valledupar, departamento del Cesar.

La infraestructura contempla la construcción de un complejo conformado por cinco plantas solares instaladas sucesivamente hasta sumar 100 megavatios (Mw) en corriente alterna total, con una producción estimada de 41.667 megavatios hora año (Mwh/año) durante 30 años de operación.

El área total prevista es de 156,61 hectáreas, pero los paneles tendrán una zona de intervención máxima de 105,62 hectáreas, que representan aproximadamente 284.310 módulos fotovoltaicos.

“Esta iniciativa hace parte de la política del actual gobierno de promover el uso de las energías ‘limpias’ bajo los principios del desarrollo sostenible, en la que participan activamente la Presidencia de la República y los Ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de Minas y Energía, entre otras entidades”, resalta un comunicado de la Anla.

Cabe resaltar que el objetivo del Ministerio de Minas y Energía (MME) es elevar a, por lo menos, el 10% la participación de Energías Renovables No Convencionales sobre el total de generación eléctrica.

SUS CARACTERÍSTICAS

El proyecto fotovoltaico del Cesar, ubicado a las afueras de Valledupar, es el más grande del país y, si bien hay otros que están en proceso de desarrollo, éste es el que marca la ruta de emprendimientos de gran envergadura en la materia.

Según la Anla, de acuerdo a la ubicación de la futura granja solar, el proyecto desarrolla el respectivo proceso de consulta previa con los cuatro Pueblos Indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta (Arhuaco, Kankuamo, Kogui y Wiwa), cuya protocolización de acuerdos fue suministrada a la citada entidad, y se integró al Plan de Manejo Ambiental (PMA).

“Este plan contempla, entre otras medidas de manejo, la información, participación y educación a la población vinculada al proyecto, así como un programa de manejo de infraestructura vial y social acordada con la comunidad”, indica la Anla en su nota.

Entre los acuerdos protocolizados se prevé la inclusión de acciones de protección, compensación y manejo forestal y apoyo y fortalecimiento al uso cultural del espacio sagrado UmYriwYn, con el fin de salvaguardar los sitios sagrados identificados, valorarlos y compensar su afectación en el entorno.

Igualmente, se incorporan acciones de manejo paisajístico, de materiales de construcción, de residuos líquidos y sólidos, de suelos, de remoción de cobertura vegetal y descapote, así como de otros aspectos del entorno como fauna, revegetalización de áreas intervenidas y del recurso hídrico.

Además, los beneficios en términos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero del proyecto equivalen en su momento de operación máxima a aproximadamente 150.000 toneladas de CO2 al año, prácticamente el mismo que podrían capturar 9.000 hectáreas de bosque húmedo en un año.

Cabe recordar que a finales del año pasado, la Anla aprobó la licencia ambiental para el proyecto ‘Generación de Energía Eólica Alpha’, situado en La Guajira, con una capacidad de generación de entre 200 y 250 MW.

“De esta forma, viene tomando impulso el desarrollo de Energías Renovables No Convencionales, más con los proyectos fotovoltaicos (transformación directa de la radiación solar en energía eléctrica)”, subraya la Anla.

GRANJA SOLAR EN BOLÍVAR

La más reciente granja solar que entró en operación fue Celsia Solar Bolívar, con una capacidad instalada de 8,06 Mw, que empezó a generar sus primeros megavatios desde el pasado 26 de noviembre.

El proyecto desarrollado por Celsia, empresa de energía del Grupo Argos, se encuentra ubicado en el municipio de Santa Rosa de Lima, en el departamento de Bolívar, en el norte del país.

La granja solar fue construida a través de Epsa, con una inversión de US$8 millones y financiada con recursos provenientes de la reciente emisión de bonos verdes que realizó la compañía. De igual forma, el proyecto hace uso de los beneficios tributarios otorgados por la Ley 1715, a través de la cual el Gobierno Nacional promueve el desarrollo de proyectos de energía renovable no convencionales.

Para el montaje de Celsia Solar Bolívar se requirieron siete meses de trabajo, 12 hectáreas y cerca de 32.000 paneles solares, que se estima generarán 15.542 MWh al año, que corresponde a la energía que consumen unas 7.400 familias.

“La energía de Celsia Solar Bolívar se le entregará directamente al sistema interconectado del país, y está ubicada en una región donde la radiación solar es muy alta”, afirmó Ricardo Sierra, líder de Celsia.

Añadió que “seguimos avanzando para obtener 250 Mw de energía fotovoltaica en Colombia y Centroamérica”.

Sierra finalmente recalcó que vienen más granjas de generación solar de Celsia a gran escala, siendo los proyectos más avanzados los que están ubicados en los departamentos de Cesar, Santander y Tolima, en Colombia, al igual que un proyecto fotovoltaico en Honduras.

LA FDN IMPULSA PROYECTOS RENOVABLES EN EL PAÍS

La Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) está dándole un impulso a las energías renovables en el país. En diciembre pasado adquirió bonos verdes a 10 años, emitidos por Epsa por $70.000 millones, recursos que serán destinados para proyectos de este tipo.

De acuerdo con la FDN, los recursos provenientes de esta emisión serán destinados por Epsa para el desarrollo de su plan de proyectos de energía renovable, los cuales incluyen la construcción de plantas de energía solar con una capacidad instalada de hasta 200 MW y que evitarán la emisión de 3,44 millones de toneladas de CO2 en sus 30 años de vida útil. Entre los proyectos están las granjas solares Celsia Solar Yumbo y Celsia Solar Bolívar, y dos granjas más: una en Chicamocha y otra en Valledupar.

 

Fuente: Portafolio

Read More

La empresa, o el operador de red de la Costa Atlántica que a partir de 2019 haga sus veces, no podrá escapar a los rápidos cambios que está experimentando el mercado

Las 5 D que deberá afrontar la nueva Electricaribe

Electricaribe, o el operador de red de la Costa Atlántica que a partir de 2019 haga sus veces, no podrá escapar a los rápidos cambios disruptivos que ya está experimentando el mercado de las energías renovables a nivel global, especialmente a partir de la Energía Solar Fotovoltaica (FV) y sus numerosas ventajas. Cambios a la velocidad digital de hoy que podemos resumir como las 5 D de la energía del presente y del futuro:

1. Diversificación: La nueva visión del Ministerio de Minas y Energía en materia de energía eléctrica ha definido la diversificación efectiva de la matriz energética del país como uno de sus objetivos primordiales. Según la UPME, el país necesitará 2.886 MW nuevos de FNCER en un escenario en el que se recupere Hidroituango, o 4.312 MW nuevos en el escenario de no recuperación. La distribución de la matriz incluye una participación aproximada del 25% para FNCER. “Producir conservando, conservar produciendo”, será la prioridad de la administración.

2. Democratización: La política regulatoria del servicio público de energía en Colombia (Ley 1715 de 2014) ha eliminado el monopolio tradicional sobre la generación de energía eléctrica para la red. La citada norma exige a los operadores del sistema interconectar a generadores independientes de energías renovables a su red de transmisión y distribución; así mismo, deja el camino expedito a los “prosumidores” de energía, quienes a partir de activos comunitarios compartidos y personales podrán generar o comprar energía directamente a través de transacciones entre pares (P2P), lo que permitirá la conexión entre micro redes FV y la red pública, garantizando una mayor confiabilidad y calidad del servicio, en caso de apagones.

3. Descarbonización: La dura batalla contra las emisiones de CO2 a partir de combustibles fósiles altamente contaminantes como el diésel y el carbón seguirá avanzando. En opinión de Sylvie Ludig, investigadora del Instituto de Ecología Aplicada de Berlín, a pesar de las dificultades durante la transición hacia masificación de las Fuentes No Convencionales de Energía Renovable, FNCER, “con cantidades suficientes de generación hidroeléctrica y tecnologías de almacenamiento de energía, la cantidad de tecnologías de generación de fósiles puede reducirse significativamente hasta cerca del 0%”.

4. Descentralización: A diferencia de las tradicionales plantas térmicas y a carbón centralizadas, los activos de las FNCER se encuentran a menudo conectados con la red local. Esto representa una oportunidad para incrementar la eficiencia de la red y reducir las pérdidas por transmisión regional y local. La descentralización también brinda nuevos retos tecnológicos a partir de los grandes avances de la electrónica de inversores FV (on gridoff grid, híbridos y multifuncionales) y las nuevas tecnologías de almacenamiento de energía, cuya masificación ha permitido a los “prosumidores” configurar nuevos modelos de costos y presupuestos mucho más flexibles.

5. Digitalización: Bajo el paraguas del concepto “Ciudad Inteligente” se han desarrollado tecnologías disruptivas como smart grid, inteligencia artificial, domótica, internet de las cosas y otros dispositivos que han facilitado la visualización remota, monitoreo y control del consumo de energía, como nunca antes. Nuevas tecnologías en desarrollo requieran de servicios de análisis e interpretación de la data, de manera especial las relacionadas con sistemas de micro redes de energía sobre plataformas digitales encriptadas para el intercambio de información comercial y financiera (block chain), al interior de las comunidades.

 

Fuente: Las 2 Orillas

Read More